Curso de Matrimonios

Cómo ser feliz y no morir en el intento

María Calvo

Hombre y mujer diferentes pero absolutamente necesarios.

Los cerebros femenino y masculino, incluso desde antes del nacimiento, son iguales en inteligencia, pero sensiblemente diferentes en su estructura y funcionamiento.

Ponencia sobre la existencia de una serie de sutiles pero ostensibles diferencias en los modos de sentir, amar, sufrir, trabajar —en suma, de vivir— que no cabe atribuir sin más a la educación o el período de crianza, sino que parecen provenir de lo más hondo de nuestro ser.

Todo ello en contraposición con la ideología de género que quiere acabar con la existencia de las diferencias naturales innata entre los sexos.

Cómo ser feliz y no morir en el intento – Nacho Tornel
¿Me sirve cualquiera para ser feliz? – Isabel Rojas Estapé
Menú
X